El compromiso de retirada del amianto de la Junta tiene que ser claro, no caben “estrategias dilatorias ni medias tintas”
Mateo, “el PP no está legitimado, fueron los culpables de que hoy tengamos este problema”

_JP28909Ganemos Toledo expresa su rechazo a las insinuaciones del consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo en las que afirma que el Gobierno Regional, ”nunca ha dicho que vaya a eliminar el amianto  del barrio de Santa María de Benquerencia sino que va a seguir los criterios técnicos para resolver el problema del amianto sino que va a seguir los criterios técnicos para resolver el problema del amianto”

Javier Mateo respondía a estas declaraciones afirmando que, “resulta muy lamentable la ligereza y los vaivenes y postura cambiante con la que la Junta está abordando este tema”. Mateo pedía que sean aclaradas las palabras del consejero, “no aceptamos estrategias dilatorias ni medias tintas”, añadiendo que, “alguien tendría que salir y aclarar esas declaraciones”, cuando se está jugando con la salud de la ciudadanía del Polígono, “no es tolerable sembrar dudas”, sentenciando, “el amianto se retirará si o si“.

Mateo afirmó que la Junta sabe que no pueden, dejar a Toledo en solitario ante la solución de un problema de esta magnitud, “ni nosotros ni los vecinos de Toledo entenderíamos que la Junta no se implicase hasta el final en la solución del problema”.

El portavoz de Ganemos Toledo ha recordado que “no vale escudarse en supuestos criterios técnicos para sembrar dudas sobre la participación de la Junta en la retirada de los restos, afirmó que el informe técnico elaborado por EMGRISA a instancias del Ayuntamiento y que es la base sobre la que todos estamos trabajando es muy claro, “hay que adoptar medidas urgentes sellando los materiales como solución provisional y proceder a su retirada para alcanzar una solución definitiva”, por tanto no cabe otra solución a medio plazo que la retirada tras una fase transitoria de sellado.

Tampoco escatimó críticas al PP de los que dijo “hay que tener la cara de cemento para  presentarse ahora como defensores de esta causa cuando fue un alcalde del PP el que permitió los vertidos”, apuntó directamente a los portavoces populares Claudia Alonso y Jesús Labrador de los que dijo “nos habría gustado escucharles tiempo atrás cuando gobernaba Cospedal defender la retirada del amianto, pero su silencio fue clamoroso”.

El portavoz de Ganemos recordó que la historia de los vertidos de amianto en el arroyo Ramabujas se remonta al año 2004 cuando el regidor de la corporación era el Popular José Manuel Molina, ya por aquel entonces la Confederación Hidrográfica del Tajo impuso una multa al Ayuntamiento de Toledo en la que le atribuyó responsabilidad por un vertido “industrial” en ese cauce. La multa ascendió a mil euros y dio lugar a un debate en Pleno en el que el que Izquierda Unida, exigió explicaciones al entonces gobierno municipal del PP., para Mateo, “el PP no está legitimado moralmente ahora para coger la bandera del amianto cuando está en el origen del problema”.

Por último el portavoz de la formación remarcó que “Toledo no es menos que Chiloeches o Seseña”, recordando que en ambos sitios la Junta está interviniendo ante el problema ambiental suscitado, “el amianto es un tema muy serio y grave y la Junta tiene que implicarse hasta el final”.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page